Un podcast sobre los orígenes de las zapatillas de running, basket y skate.

Los Top Ten del Baloncesto

DIADORA BORG ELITE
Estamos en 1978, y tan sólo falta un año para que nazcan unas de las zapatillas de baloncesto que más perdurarán a lo largo de la historia del calzado deportivo. En el 78 emiten en Televisión Española el primer episodio de “Erase una vez el hombre” 

Para que no lo sepáis era una serie de dibujos animados que nos explicaba la historia de la humanidad y que marcó nuestras vidas de jovenzuelos. De ahí salieron ya una hornada de historiadores, humanistas y demás que no te quiero ni contar.

y la marca italiana Diadora lanza al mercado unas zapatillas fabricadas con materiales de primerísima calidad diseñadas para un jugador de tenis que consiguió ser conocido por su frió y calculador temperamento y que saltó a la fama cuando en en 1980 se enfrentó a McEnroe en el partido que sería para siempre conocido como el partido de tenis del siglo.


El partido se disputó en Wimbledon, era la final individual. McEnroe entró en la pista abucheado por la multitud y Borg apuntaba a conseguir su quinto título consecutivo sobre el césped londinense.  En un cuarto set con un tie-breaker que duró 20 minutos, McEnroe salvó cinco puntos de partido (siete en total en ese set) y  ganó finalmente 18-16, pero fue incapaz de romper el saque de Borg en el quinto set y Borg terminó ganando 8-6. 

Aquel partido pasaría a ser considerado por los entendidos como uno de los mejores partidos de tenis jugados en la historia pero para nosotros, los centenials de los 80s y 90s creo que podría ser recordado también por, punto número uno: ser el partido donde vimos jugar a dos tíos con sudaderas de toalla de rizo sujetándoles la melena, y punto número dos: es el partido donde podemos ver a McEnroe con las Nike Wimbledon, como no.

Y a Bjorn Borg con sus Diadora Borg Elite, las zapatillas que ganaron al torbellino de McEnroe en Wimbledon y perdieron contra el mismo en la US Open de ese mismo año tras cinco sets de partido.

Es un partido tan guapo tenística y estéticamente hablando que os voy a dejar el link en la web del programa, pondré un corte en los stories y, y…. que recordad que además fue tan legend que en el 2017 se hizo una peli de este encuentro, ¿a que ya no os acordabais ?.

Bueeeno, pues ya se ha acabado el partido, sería uno de esos días a celebrar dándonos un paseo hasta la Costa Brava con el nuevo y flamante BMW M1, un nuevo modelo deportivo desarrollado por la marca alemana con la colaboración de Lamborgini, un coche con 273 cv de potencia y un motor de 6 cilindros en linea de 3453 cc. que que queréis que os diga amigos de las zapas. No tengo ni idea de qué significa, pero seguro que corría mucho y gastaba gasolina a manos abiertas.

Y sobre todo, que es lo que a mí y espero que a vosotros os guste recordar, es su espectacular estética deportiva bi-plaza con aquella rejilla de paneles trasera y los faros escamoteables. Una viguería de la que se fabricaron tan sólo 456 unidades, y mira por dónde,
¡yo no tengo ninguno en el garage!.

LAS ADIDAS TOP TEN
Y justo antes de llegar a los esperados años 80s nos encontramos a una de las zapatillas clásicas de baloncesto más populares de la historia. Unas zapatillas que tomaron su nombre del acuerdo al que llegó adidas con los diez mejores jugadores de la liga estadounidense de baloncesto, en 1979 nacieron las adidas Top Ten!

Doug Collins, Marques Johnson, Kermit Washington, Adrian Dantley, Bob Lanier, Bobby Jones, Billy Knight, Sidney Wicks, Mitch Kupchak y Kevin Grevey… Todos ellos fueron All-Stars o campeones por derecho propio, representaban una amplia pero selecta gama de talentos en el panorama del baloncesto estadounidense y todos ellos fueron nombres incluidos en el lanzamiento de la campaña de las Top Ten pero fue la leyenda de la ABA y NBA, Rick Barry, quien fue llamado a liderar el proyecto; y él es el único de los jugadores que podremos encontrar en la campaña mundial de promoción de las adidas Top ten.

Rick Barry estuvo involucrado en el diseño de la zapatilla y recogió feedback de todos los jugadores implicados para proponerle a adidas el diseño del nuevo modelo. Las Top Ten tenían 5 aspectos que consiguieron convencer a los jugadores y aficionados de que aquellas eran unas de las mejores zapatillas para jugar a baloncesto:
Uno: su lengueta amplia, alta y alcolchada que recogía el pie y acogía la pierna confortablemente
Dos: su cómodo pliegue, con un material más suave, en la zona de flexión del empeine
Tres: su empeine de piel perforada para tratar de transpirar el calor lo máximo posible
Cuatro: el grip de sus suelas, capaces de asegurar sprints, frenadas y giros sin resbalones
y cinco, y este tal vez no sea el más funcional pero si el que seguramente cautivó el corazón de todos nosotros (y no me preguntes el porque…) el collarín, el collarín alcolchado azul, con el tirador de los lazos blanco a media altura y la tira decorativa de piel roja.

Aquel collarín y la puntera perforada de las Top ten eran lo más, nos gustaba a todos!!!. Algunos pudimos comprarnos antes o después la imitación de Paredes porque las originales de adidas tan sólo las veíamos por la tele o en las pocas revistas de baloncesto que había en los kioskos.

Pero esto estamos hablando no de 1979. Estamos hablando de mediados los 80s, cuando en nuestro país comenzaron a llegar algunos pares de modelos de zapatillas de marcas extranjeras y ya se habían creado algunas de las primeras revistas de baloncesto.

En 1.979 José María Turno fundaba en Zaragoza la histórica “5 Todo Baloncesto”, aprovechando el tirón que había en Aragón con el Helios y más tarde con el CAI. El 1 de octubre de 1.980 el italiano Franco Pinotti junto con otro nutrido grupo de profesionales fundaba una revistas que se llamaba “Nuevo Basket”. Pero no fue hasta finales de 1985, concretamente el 11 de noviembre de 1.985, cuando con una inolvidable portada del jugador canadiense del F.C. Barcelona, Greg Wilter y el madridista Fernando Martín, nacía la famosa revista “Gigantes”

Las Top Ten fueron, tras las superstar y las zapatillas de Kareem Abdul Jabbar, que no acabaron por estar nunca profundamente ligadas a un modelo en concreto. Las terceras zapatillas cronológicamente hablando más importantes en la historia del calzado para baloncesto de la marca alemana. Y fijaros en que el que las abanderó, tal y como hemos dicho, fue Rick Barry, un hombre blanco, bien parecido y universitario.

No sé si este fue junto con Larry Bird de los últimos blancos en protagonizar el lanzamiento de una zapatilla. Igual me equivoco y que me perdonen los super entendidos, pero yo, como mortal de a pie al que le gustan las zapatillas creo que Rocky Barry sería de los últimos en ser escogido por las marcas de baloncesto como caras visibles.

Pero todo eso a nosotros, en los 80s no nos llamó la atención, no teníamos ni idea que las Top Ten eran unas zapatillas diseñadas por y para 10 de los mejores jugadores de la NBA, no sabíamos qué era adidas y no sabíamos quién era Rick Barry. Las comenzamos a considerar como unas zapatillas no sólo guapas si no para jugar a baloncesto cuando se las vimos, por ejemplo, a la selección Española de Baloncesto, cuando fueron a los JJOO de Los Angeles de 1984, con: Juan Antonio Corbalán, Ignacio Solozábal, José Luis Llorente, Josep María Margall, Juan Antonio San Epifanio, Juan Manuel López Iturriaga, José Manuel Beirán, Andrés Jiménez, Fernando Arcega, Fernando Martín, Fernando Romay, Juan Domingo De la Cruz y Diaz Miguel, el mítico Diaz Miguel de entrenador.

Todos ellos se enfrentaron en la final a EEUU, contra Michael Jordan y compañía, y ganaron la plata!!!
La mejor generación que ha dado el baloncesto español según los medios especializados.

Pues bien, este ha sido un episodio cortito, hemos hablado tan sólo de dos zapatillas. Hemos conocido ya 89 zapatillas que han sido relevantes en la historia del calzado deportivo, y en este programa podríamos haber hablado también de las adidas Spezial, que tanta historia y colecciones han acumulado a lo largo de su trayectoria que se inició en los terrenos de futbol hasta llegar a convertirse en un icono de moda y de las Converse All Star Pro, una evolución de las ya conocidas All Star de Chuck Taylor, pero vamos a dejarlo aquí, y nos vamos a preparar para dar por fin el salto a los 80s, una época en la que se crearon algunas de las zapatillas que verdaderamente marcaron un antes y un después, una época en la que el marketing comenzaba a coger cada vez más peso y en la que la música trasladaría las zapatillas de las pistas de atletismo y de basket a la calle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *