Un podcast sobre los orígenes de las zapatillas de running, basket y skate.

Las revolucionarias Nike Waffle inspiradas en la NASA

Estimados Suelasdegoma Maniacs entusiastas del running!. Acompañadme en este apasionante viaje a las pistas de El Dorado y a la cocina donde, el entrenador de atletismo y cofundador de Nike Bill Bowerman, produjo las revolucionarias Nike Waffle inspirándose en las pisadas en la Luna de la primera misión espacial del Apollo 11.

Eugene, Oregón. 16 de julio de 1969, 2:15 del mediodía

Bowerman y su mujer están sentados en el salón, frente a su televisor.
La CBS está retransmitiendo la llegada a la luna del Apollo 11, la misión espacial que estaba logrando conseguir el alucinante objetivo marcado por el Presidente de los Estados Unidos: John F. Kennedy.

Ocho años atrás, cuando anunció su intención de llevar al hombre a la Luna antes de que finalizara la década.
Tras cuatro días de viaje y unas horas destinadas a igualar la presión del módulo lunar con la de la Luna, Neil Armstrong y Buzz Aldrin ya están preparados con los trajes espaciales para salir al exterior. 

La despresurización les la llevado más tiempo del esperado, pero finalmente se abre la compuerta del módulo lunar Eagle, posado sobre la superficie de la Luna. Comienza el primer paseo espacial de la historia de la humanidad.

El comandante Neil Armstrong sale al exterior del Eagle.
Enciende la cámara de televisión que hay junto a la escotilla , y a la tierra llegan las primeras imágenes de televisión de la historia retransmitidas desde la Luna.
A continuación desciende por la escalera del Eagle hasta la plataforma de una de sus patas y extiende el pie izquierdo hasta tocar el polvoriento suelo de la Luna, y dice: «Éste es un pequeño paso para el hombre; un gran salto para la humanidad»

BILL BOWERMAN Y LOS GOFRES
1970. Estamos en Oregón, son las siete de la mañana y la mujer de Bill Bowerman, el entrenador de atletismo que junto con Phil Knight fundó Nike. Bárbara Bowerman está en misa de 7.

Bill está pensando en cómo podría crear una zapatilla que fuera capaz de tener una buena, que carajo, excelente tracción sobre varios tipos de superficies, pero con una suela sin clavos metálicos. Las nuevas pistas de atletismo van a ser artificiales y los clavos se cargarían las pistas en apenas unas horas.

Está pensativo, comiendo sin rechistar con la mirada clavada sobre su desayuno, y de repente se da cuenta de que la solución es tan revolucionaria como sencilla.

BOWERMAN: ”¿Qué pasaría si invirtiéramos la forma del molde que tiene un gofre para conseguir una suela que tuviera tacos de goma? 

Rápidamente Bowerman se levanta de la mesa y sin haber acabado su desayuno se lanza sobre la plancha de Gofres y se la lleva a su taller, y allí se pone manos a la obra. Va a sustituir el relleno de masa de gofre por un compuesto de uretano líquido que vertido sobre la plancha del Gofre le proveerá una suela de goma con tacos!!!

La primera vez que Bowerman hace la prueba se carga la plancha de Gofres, porque olvida engrasarla para que no se le pegue la goma, hahaha!. Pero tozudo como pocos sigue haciendo pruebas, y lo consigue!. Bowerman no se había acabado su desayuno, pero los Gofres le habían ayudado a gestar una nueva idea genial.

A partir de ahora iban a poder producir unas nuevas zapatillas que se agarrarían al terreno como la Nocilla al pan bimbo. Iban a ser flexibles, elásticas, ligeras y tendrían una capacidad de tracción espectaculares…

BLUE RIBBON SPORTS TEAM
Y los primeros en probar aquellas suelas serían los corredores del equipo de la compañía Blue Ribbon Sports. Ya sabéis, la distribuidora de Onitsuka Tiger que fundaron el emprendedor Phil Knight y el entrenador Bill Bowerman antes de crear Nike.

Pues bien, allí estaban los corredores: en Eugene, la segunda ciudad más grande del estado de Oregón.
El equipo de atletismo de Blue Ribbon Sports y Bowerman, que ya por aquel entonces era el nuevo entrenador del equipo olímpico de los EEUU, se preparaban para debutar en las pruebas de atletismo clasificatorias para los juegos de 1972, las Olympic Trials.

Y lo iban a hacer con unas zapatillas que tenían un upper de Nylon importado de Japón, y unas espectaculares suelas de gofre cortadas a mano con láminas de goma hechas por Geoff Hollister. Runner, amigo de Bill Bowerman, y uno de los primeros empleados de la compañía Blue Ribbon Sports.

¡Aquel era un momento mágico!
Era la primera vez que la ciudad de Eugene acogería las Olympic Trials, y Bowerman ejercería como entrenador olímpico.

OLYMPIC TRIALS

EXITOS DE BOWERMAN EN LOS JUEGOS OLÍMPICOS
Años atrás, Bowerman había creado un exitoso programa de entrenamiento para adaptar a los atletas a la altura que experimentarían en los Juegos Olímpicos de la Ciudad de México de 1968, y en esos unos Juegos Olímpicos los EEUU consiguieron grandes éxitos. Hecho que provocó que le seleccionaran como entrenador de atletismo Olímpico para los JJOO de Munich de 1972.

El equipo olímpico de atletismo masculino de 1968 había ganado 12 medallas de oro, y estableció seis récords mundiales en una de las actuaciones más dominantes de la historia olímpica. El equipo presentó leyendas como Tommie Smith, Bob Beamon, Al Oerter, Dick Fosbury y Frank Shorter, el único corredor estadounidense ganador de dos pruebas de la maratón olímpica masculina. 

LOS ENTRENAMIENTOS EN EL DORADO
Para prepararse y aclimatarse a la altura de 7.300 pies de la Ciudad de México, los atletas se entrenaron en una pista de 400 metros excavada en el Bosque Nacional “El Dorado”. La pista estaba situada junto al Lago Tahoe, cerca de la frontera entre California y Nevada.

El Comité Olímpico de EE. UU. organizó un stage, un campamento. El equipo estuvo entrenándose allí durante un largo periodo, durante dos meses. Aquella pista natural de 400 mts, inmersa en el bosque, iba a conseguir que los atletas entrenados por Bill Bowerman alcanzaran tiempos de récord mundiales.

La suelas de uretano creadas en moldes similares a los de una máquina de hacer gofres, recortadas a mano por Hollister, y cosidas al novedoso nylon importado de Japón, estaban a punto para calzar los pies de los mejores atletas de estados unidos.

LAS NIKE MOON SHOE
Un momento tan relevante para Bowerman y para el equipo olímpico tenía que tener unas zapatillas con nombre que estuviera a la altura, y ¿sabéis qué? Bowerman se había fijado en que las suelas Waffle, dejaban sobre la tierra de las pistas del bosque de El Dorado una marca muy parecida a la primera pisada del hombre en la luna. De modo que, ¿porque no?. Aquellas zapatillas tenían que llamarse «Moon Shoe», ¡las zapatillas lunares!

Debido a la producción artesanal de las MOON cada par era distinto, irregular y único. 

Las suelas de Waffle eran dos piezas pegadas entre sí, porque el equipo de Nike no tenía la tecnología para hacer suelas de una sola pieza en ese momento. El contorno de todas aquellas suelas también tenía visibles las marcas de corte de las tijeras, y la parte superior estaba hecha con un Nylon de color blanco con el logo del Swoosh en negro, cosidos a cada lado con hilo de pescar.

En ningún lugar de las zapatillas ponía Nike, lo único que las identificaba como Nike era su logo. El logo con el que la diseñadora Carolyn Davidson había conseguido convencer al equipo de Phil Knight y Bill Bowerman poco tiempo atrás.
Se crearon 12 pares, y estaban dispuestas a conquistar la luna.

La primera zapatilla completamente diseñada y producida por Blue Ribbon Sports, como todo producto innovador en sus inicios, tenían entusiastas y detractores. Al famoso atleta Steve Prefontaine, que había participado en el desarrollo del diseño, no le acababan de convencer como zapatillas para competición. Sin embargo otros corredores creían que podrían conseguir nuevos récords con ellas.

Las suelas Waffle eran buenas para los entrenamientos y para cross, eran cómodas más y flexibles que las tradicionales zapatillas de competición con clavos, pero no conseguían aportar la tracción que exigían los tiempos por debajo de los 4 minutos en la milla.

LAS REVOLUCIONARIAS NIKE WAFFLE
El equipo de atletas de Blue Ribbon Sports siguió probándolas, y Bowerman y Geoff Hollister siguieron trabajando en su diseño. Tras los JJOO de Munich Nike tenía novedades. Estábamos en 1973, y era ya el momento de hablar de sus zapatillas haciendo referencia a su revolucionaria suela, era momento de dar a conocer las revolucionarias Nike Waffle. Las Waffle tenían ya nombre y color. Las primeras Waffle tendrían los colores de los Ducks (verde y amarillo), el equipo de la universidad de Oregón. La universidad donde Bill Bowerman había entrenado a algunos de los mejores atletas de su país, y estado desde donde la distribuidora de Onitsuka Tiger, Blue Ribbon Sports acabó fundando Nike.

NIKE WAFFLE con los colores de la universidad de Oregón.

DE NIKE OBORI A NIKE BOSTON
Las primeras Oregon Waffle de 1973, con una horma estrecha y una media suela muy fina recibieron poco después, en 1974, un nuevo miembro en la familia: las Nike Waffle Trainer. Unas zapatillas que tal y como nos explicaba SZ9, habían sido creadas en parte por una petición del corredor John Anderson. Que además de ser hijo del alcalde de Eugene, ciudad sede de los Olympic Tryals, era uno de los recientes ganadores de la maratón de Boston. John había ganado  la maratón corriendo con las Nike Obori.

John Anderson. Maraton Boston. 16 Abril 1973

Las Nike Obori eran unas zapatillas para correr maratón, que se llamaban así en honor al Parque Obori situado dentro del recorrido de la importante maratón japonesa de Fukuoka. Las Obori eran unas de esas zapas Onitsuka Tiger de atletismo que Bill Bowerman había perfeccionado en base a las necesidades de sus corredores. Y en este caso fue John Anderson quién le solicitó algunos cambios para poder afrontar las siguientes maratones.

Y Nike, que sentía como propias aquellas zapatillas decidió cambiarles el nombre japonés de Obori y rebautizarlas con el nombre de Boston, en honor a la maratón de Boston que había ganado su corredor John Anderson, el fenomenal atleta e hijo del alcalde de la ciudad sede de Nike.

NIKE OBORI, antecesoras de las NIKE BOSTON

ONITSUKA SE ALEGRA
Una noticia que no tardó en serle comunicada a Onitsuka, y que se alegró enormemente al enterarse de aquella decisión, ya que así ellos podrían seguir vendiendo por su lado las magníficas Onitsuka Tiger Obori, mejoradas por Bowerman sin tener problemas con Nike.

Las Boston se confeccionaron en un solo color, el azul marino con el logo blanco, y como no siguieron trabajando, como no, en el desarrollo de nuevas siluetas.

NIKE WAFFLE TRAINER 1974
Tras la solicitud de John Anderson, que necesitaba unas zapas mejoradas para correr las siguientes maratones, llegaron nuevos patrones, nuevas modificaciones en las hormas y como no cada vez más nylon y menos piel. Más ligereza, más aireación del pie y colores más vibrantes junto a las suelas Waffle. 

Ahora Nike incorporaba, para las nuevas Nike Waffle Trainer de 1974, dos medias suelas más gruesas para amortiguar mejor las pisadas. Los dos niveles de densidad que habían utilizado en las Obori eran demasiado delgadas.

Pero muy cuquis como siempre, los de Nike utilizaron los colores para diferenciar los dos niveles de densidad (de amortiguación) de las suelas, y así al mismo tiempo les servían para crear una suelas estéticamente más atractivas. Llamaban la atención.

Aquellos dos niveles de amortiguación que hoy nos parecen tan sencillos fueron una gran idea. Con aquellas medias suelas lograron estabilizar y amortiguar la pisada y con  el corte perpendicular del talón, creaban una zona plana para estabilizar el aterrizaje del talón al pisar el suelo y de paso dar una sensación de rapidez en la zancada. Aquello era revolucionario!

PATENTE NIKE WAFFLE
Dos años atrás, cuando en 1972 crearon el primer prototipo final de suelas Waffle, Bowerman (más rápido que el rayo) solicitó una patente. 

La descripción de la patente de las Waffle decía tal que así:
“Es un calzado deportivo adecuado para su uso en césped artificial, que incluye una parte superior mejorada con una construcción porosa de múltiples capas. Con una suela mejorada que tiene integrados tacos en forma de polígonos de sección transversal cuadrados, rectangulares o triangulares Tienen una pluralidad de lados planos que proporcionan bordes de agarre, que proporcionan una tracción muy mejorada»

La patente (número 3.793.750) se otorgó el 26 de febrero de 1974, y Nike recibió la luz verde para comenzar a producir las zapatillas con suelas Waffle en masa.

HISTORIA WAFFLE
Según Nike, las Waffle fueron las zapatillas que consiguieron colocarles en el mapa mundial del calzado deportivo, preparando el escenario para un crecimiento sin igual.

Mientras que adidas, ese mismo año, fabricaba en sus múltiples fábricas decenas de modelos de zapatillas como por ejemplo las SL72, y mientras que en Elche, Alicante, abría sus puertas J.Hayber, Nike creaba 12 zapatillas con suelas de goma, sacadas de una máquina de hacer gofres cortadas a mano, que años después las revolucionarias Nike Waffle conseguirían facturar mil millones de dólares.

Comenzaba el momento de la verdad.
El running ya no era cosa de dos. Alemanes y Japoneses se enfrentarían ahora a los americanos.

SI TE HA GUSTADO SUELASDEGOMA
Únete a nuestra comunidad Telegram y disfruta de las imágenes y videos en Instagram
Suscríbete y dame tu feedback en apple podcast, déjame una valoración 5 estrellas y un comentario y si me escuchas desde iVoox, Spotify u otra app de podcasting dale al Like y deja también tu comentario.
· Tu apoyo es vital para que el podcast pueda seguir progresando y yo creando nuevos programas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *