Un podcast sobre los orígenes de las zapatillas de running, basket y skate.

Las primeras zapatillas de tenis

Esta es la historia de las primeras zapatillas de tenis. De las marcas que las crearon y de los jugadores que las utilizaron y que les dieron nombre. Modelos legendarios que siguen levantando pasiones varias décadas después de su creación.

Adi – Cariño, Kate Dassler: ¿No vienes conmigo al sofá?. Están poniendo en la tele un documental sobre las Gacelas.
Kate Dassler – ¿El Hombre y la Tierra de Felix Rodriguez de la Fuente?
Adi – Si
Kate – Tengo cosas mejores que hacer que estar viendo correr gacelas por el campo, Adolf.
Adi – Pfff, jolines con esta mujer, que poco le gusta ver la tele conmigo.
Humm como corren las gacelas, que ágiles y elegantes son. Ostras, ¿y si hiciera unas adidas que se llamaran Gacela, las Gazelle. Podría coger las ROM que hicimos para los JJOO de Roma y darles una vuelta, hacerlas más estilizadas y ágiles como estos antílopes.
Adi – Kaaaate! Me voy abajo al taller que quiero diseñar unas zapatillas!…
Kate – ¿Qué zapatillas?
Adi – Las Gazelle, las adidas Gazelle!!!

LAS GAZELLE
Estamos en 1966 y Adi Dassler esta en su taller trabajando sobre el desarrollo de unas nuevas zapatillas. Para diseñarlas va a rescatar del cajón el diseño de las Rom, las zapatillas que le servirán para inspirarse y crear las Gazelle.
La belleza y simpleza de las Gazelle marcará un antes y un después en la historia de adidas, hasta incluso influir también en el diseño de las zapatillas de otras marcas. 

Fueron las primeras en situar el logo de tres Bandas de brillante piel blanca sobre una superficie de piel vuelta de vivos colores: azul, rojo, verde…
Las Gazelle azules las crearon como zapatillas de entrenamiento ágiles y dinámicas, con una parte superior (un upper) azul confeccionado con piel de canguro (pobres canguros…) un tobillo acolchado, un soporte para el arco y una lengüeta que envolvía todo el pie, y las Gazelle rojas las diseñaron para jugar a balonmano y tenían una suela semi-transparente anti-deslizante espectacular.

El diseño y el look azul y blanco de las Gazelle sirvió también para que los de adidas hicieran unas modificaciones y crearan unas zapatillas con clavos especiales con las que el saltador de altura Dick Fosbury, batió un récord con su innovador estilo de salto de espalda en los JJOO de Mexico en el 68.

Las Gazelle conquistaron el corazón y los pies, de estrellas como Michael Jackson, Kate Moss, Oasis…
Y la pregunta es: ¿practicó Michael Jackson el Moonwalk con las Gazelle?

ROBERT HAILLET
Pero yo os he prometido que íbamos a hablar de adidas y de tenis y para eso nos vamos a ir a Francia!
Conozcamos la historia de adidas y las primeras zapatillas de tenis,
Poco antes de que Fosbury alcanzara la gloria en Mexico, Horst Dassler, responsable de adidas Francia e hijo del fundador de adidas, contactaba con un jugador de tenis francés al que le quedaban pocos años para retirarse pero que era muy popular en su país, era Robert Haillet.

Haillet era uno de los dos únicos jugadores de tenis profesional que había en Francia en la década de los 50 y parte de los 60s. Horst Dassler quería ofrecerle a Haillet la posibilidad de fabricar unas zapatillas de tenis con su nombre. Unas zapatillas fabricadas en piel blanca que iban a ser muy distintas a todo lo que había hecho adidas hasta entonces.

Iban a quitar las tres bandas e iban a sustituirlas por tres hileras de agujeros que serían mucho más elegantes para una zapatilla de tenis, y que además ayudarían a transpirar el pie.

adidas Francia era un proyecto personal del hijo de Adi Dassler, que estaba haciendo en Francia todo aquello que su padre Adi Dassler no le había dejado hacer en la central, en Alemania. Había dos adidas, la de Adi Dassler y la de Horst, en Francia.

Horst había observado que el tenis estaba cambiando y que estaba dejando de ser un deporte elitista. La gente quería jugar al tenis y a pesar de que seguiría siendo un deporte con la etiqueta de pijo, ya lo estaban practicando mujeres, hombres y niños de otras capas sociales.

Ya no había que ser aristócrata o multimillonario y ponerse un vestido o unos pantalones blancos planchados para poder jugar al tenis. A Haillet le pareció muy interesante la propuesta de adidas Francia. Y es que era una época en la que si eras popular y las marcas se fijaban en ti como un posible embajador, lo que te ofrecían habitualmente era como mucho ponerle tu nombre a una raqueta y regalarte alguna equipación gratis.

Era un deporte casi totalmente amateur y teóricamente no se podía cobrar por jugar al tenis ni tener ningún acuerdo económico. De modo que la oferta de adidas Francia era muy atractiva.

ROD LAVER
Rod Laver era un caso a parte. Era uno de los pocos profesionales del tenis que ya había conseguido firmar un contrato con adidas. Rod Laver había ganado los cuatro torneos del Grand Slam y tenía unas zapatillas de tenis pro model con su nombre. Unas zapatillas que aunque estéticamente, admitámoslo, nunca han levantado pasiones. Fueron y siguen siendo unas zapatillas fenomenales para jugar al tenis y muy confortables. 

LA BBC
Las Haillet le copiaron la talonera que protegía el tendón de Aquiles y los detalles en verde del color del césped de Wimbledon a las Rod Laver. Torneo el de Wimbledon que para los que no lo sepáis comenzó a ser un torneo para profesionales cuando la BBC patrocinó el campeonato para celebrar la llegada de la televisión en color!!!

Tal y como explican en el blog La Carta de Ajuste, hace 50 años, el 1 de julio de 1967. Los británicos pudieron ver por primera vez un programa en color. La BBC había sido la primera televisión del mundo en tener una programación regular y también sería la primera del continente en emitir de forma habitual en color, adelantándose a los alemanes que ya habían anunciado su intención de hacerlo también ese mismo año.

La BBC había estado realizando pruebas en color desde 1948 y a mediados de la década siguiente, en circuito cerrado, se emitieron de prueba varios especiales que no eran recibidos por los espectadores. En 1967 sería el año en el que definitivamente pusieron en marcha un nuevo sistema que permitía ver la emisión en blanco y negro a quienes todavía no tenían tele en color, y en color para los más afortunados.

El All England Tennis Championship de Wimbledon sería la emisión inaugural y el día del estreno pudo haber sido un desastre, porque era la primera vez que la BBC retransmitiría un evento deportivo en color. ¡Pero la emisión fue todo un éxito!

CAMPEONES
Respecto a Wimbledon y campeones vinculados a marcas que todos conocemos, deciros que en los años 20 René Lacoste ganó dos ediciones de Wimbledon, Fred Perry lo consiguió en tres ocasiones durante los años treinta, ganando por ejemplo en 1934 con unas Dunlop Green Flash, unas zapatillas de la compañía que había fundado el señor John Boyd Dunlop en 1830.

Rod Laver ganó en multiples temporadas, cuatro en individuales, y Stan Smith en el 71 y en el 72.

Bueno pues en plena era de profesionalización del tenis, las zapatillas tardaban mucho en hacerse, había problemas con las fábricas (como siempre…)

Y al principio las suelas de las zapatillas, de las Haillet en este caso, se despegaban continuamente. Pero tal y confesaba el tenista en alguna de sus entrevistas, mereció la pena. Las adidas Haillet acabaron convirtiéndose en unas zapatillas buscadas en las tiendas. ¡Eran las que llevaba uno de los mejores jugadores de tenis del país!

Pero cuando las cosas parecían ir viento en popa para las adidas Haillet el jugador decidió retirarse. Era 1971 y adidas tenía que buscar a una nueva imagen para sus ya icónicas zapatillas de tenis.

Donald Dell, un prestigioso manager de tenis de EEUU, le recomendó a Horst Dassler que fichara a un jugador norteamericano que rara vez sonreía sobre la cancha. Un muchacho que daba mucho espectáculo sobre la pista.

Se le conocía como Godzilla!

Stanley Rodger Smith, Godzilla, conocido por todos nosotros como Stan Smith, era por aquel entonces un joven pipiolo quinceañero que jugaba al tenis, y calzaba adidas Haillet. Era un chico con suerte y muy elegante.

Había tenido suerte por ejemplo en un enfrentamiento entre federaciones de tenis que impidió que los mejores tenistas del momento compitieran en Wimbledon en 1971 y en 1972. Dos temporadas que Stan Smith aprovechó para quedar finalista y proclamarse campeón sobre la verde hierba de Londres. 

En 1973 adidas propuso a Stan Smith que calzara sus zapatillas, y comenzó calzando las Haillet.
Stan Smith jugaba con las zapatillas pro model del conocido jugador francés Haillet, hasta que en 1978 adidas, teniendo en mente que la nacionalidad norteamericana de Stan Smith, les ayudaría a conquistar el mercado americano. Bautizó las Haillet con el nombre de su jugador de tenis más cool del momento.

EL BIGOTE
Stan, que había llevado bigote durante toda su vida, se afeitó para ver que tal le quedaba un cambio de imagen y fue justamente entonces cuando adidas le llamó para hacerle una foto. Era la foto que iba a salir en las lengüetas de sus zapatillas, la foto que iba a salir en los mas de 60 millones de zapatillas Stan Smith que adidas ha vendido durante todo este tiempo.

Sólo se afeitó el bigote una vez y justo le hicieron la foto entonces! El resto de su vida Stan Smith ha llevado bigote, pero no un bigote cualquiera, no, un bigotón. Y resulta que en su retrato de las Stan Smith, ¡sale afeitado!.

IZQ: Stan Smith sin bigote

Y fijaros en lo curioso también del asunto del retrato afeitado. Pensad hoy día, en las marcas que hacen ahora zapatillas pro model, de tenis, de basket o de futbol. No sacan a los deportistas que las representan, o sea tu no ves un dibujo de Nadal, ni de Lebron, ni de Messi.

Tu ves logos, unos logos que han echo para que esa asociación entre deportista y marca pueda convertirse en una sub marca, en una colección.

Pero en el caso de Stan Smith, fijaros que allí lo que supongo que buscaban era un retrato rollo: fíjate en este tenista tan elegante y tan bueno sobre la pista lo bien que te va a sentar ponerte sus zapatillas, estilazo a mas no poder. Osea es que ni tan siquiera se buscaba un dibujo rollo: tenista ganador. Era elegancia, Wimbledon, blanco y verde, sutileza máxima.

Es una manera también de ver como ha cambiado la publicidad y el branding en las marcas deportivas a lo largo del tiempo. Probablemente no me equivoque si digo que a Stan Smith se le conoce más como una zapatilla que como a un jugador de tenis, y para los que todavía no conozcan la anécdota.

Stan Smith contaba en el 2014 que su hijo le DIJO una vez:
Papa, tienes el mismo nombre que una zapatilla de adidas!, y él le tuvo que decir: No hijo, es la zapatilla la que lleva mi nombre y mi cara en la etiqueta. 

Esta anécdota la contaba, como os acabo de decir, en el 2014 cuando adidas relanzó la silueta.
Adidas hacia años que estaba vendiendo las Stan Smith, una de las primeras zapatillas de tenis, había acabado por ser una de esas zapatillas antiguas a la que ya nadie la hace caso o la compra como zapatilla básica multiusos.

Estaba en las estanterías de los showrooms y de las tiendas, pero nadie le hacía ni caso. De modo que alguien brillante de la central de adidas en Alemania propuso sacarla del mercado, hacerla desaparecer y no volverla a sacar hasta, si no recuerdo mal, dos años después. Pero además, y ahí estuvo uno de las claves del éxito: sólo pondrían a la venta la versión premium, la de mejor calidad, casi prácticamente idéntica a la original, y tan sólo estaría a la venta en una selección de tiendas de moda. No estaría ni en zapaterías, ni en tiendas de deporte ni en grandes superficies. 

Y para sacarla de nuevo al mercado prepararon una campaña de relaciones públicas y de marketing nunca vista en la empresa. Giselle Bunchen fue protagonista de la revista Vogue Paris en una editorial en la que posaba completamente desnuda con unas Stan Smith en los pies.

Y los equipos de relaciones publicas de adidas enviaron a influencers vinculados al mundo de la moda de todo el mundo un par con su cara serigrafiada en un llavero que imitaba la lengüeta. Fue una campaña extraordinaria, y las Stan Smith volvieron a convertirse en objeto de deseo.

Hoy, Stan Smith, que sigue vivo tal y como el recuerda con una sonrisa en la cara cuando le entrevistan, sigue dedicándose a competir en torneos senior, tiene una pequeña academia de tenis en Estados Unidos y sigue cobrando todos los años royalties de adidas por derechos de imagen.

En 1988 salió en el libro de los Records Guinness tras alcanzar los 22 millones de pares vendidos.
En el 2014 volvieron a la carga las Stan Smith y hoy día superan los 60 millones.
Stan Smith os quiere, un fuerte abrazo amigos, nos vemos en las pistas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *