Un podcast sobre los orígenes de las zapatillas de running, basket y skate.

Las estrellas de la NBA calzaban Converse hasta que llegó Nike

Julius Erving, Magic Johnson, Larry Bird y hasta Michael Jordan calzaron Converse, la mejor marca de zapatillas de baloncesto de los primeros años ochenta. En 1984 la marca norteamericana patrocinaba los JJOO de Los Angeles y las estrellas de la NBA calzaban Converse hasta que llegó Nike.

STUSSY. 1980
La historia del streetwear tal y como tal vez la conoces hoy día comenzó en 1980. De hecho poco antes de 1980, en el 79. Shawn Stussy acababa una de sus primeras tablas de surf de color rojo y garabateaba su firma sobre la superficie, la manera que tenían los shapers de distinguir sus tablas de las del resto.

Shawn acababa de abrir una tienda de surf en Laguna Beach y firmaba todas sus tablas con un marcador de trazo grueso que acabaría convirtiéndose en su marca. 

Shawn Stussy junto a sus primeras tablas de surf de los 80s

Los comienzos, como en la mayoría de las historias sobre emprendedores fueron difíciles y Shawn decidió acudir a una feria para tiendas de surf y skate que se llamaba Action Sports Retailer para darse a conocer y vender algunas unidades. Shawn Stüssy se llevó sus mejores tablas y camisetas negras sobre las que serigrafió su firma y al finalizar la feria Shawn se dio cuenta de que estaba poniendo todo su esfuerzo en el producto equivocado, las tablas eran su pasión, pero en la feria había vendido 24 tablas y 1000 camisetas.

Stussy se convirtió en un estilo de vida que incluyó transversalmente al Hip Hop, el skate y el surf. Mantenía el equilibrio perfecto entre disponibilidad y exclusividad en tiempos en los que para conseguir ropa y zapatillas, tenias que mover el culo y patearte las mejores tiendas de la ciudad para encontrar lo que buscabas, nada de hacer un pedido por internet y esperarlo sentado en casa tras haber conseguido ganar un sorteo.

Era un momento en que no había publicidad ni Youtubers ni Instagramers. Era una época en la que la gente se enteraba de lo que molaba por el boca a boca, fijándose en lo que llevaban los más cool. Y la gente comenzó a rastrear las tiendas buscando lo mejor de Stussy. ¡Algunos se llevaban hasta 40 piezas de una sola compra!.

La marca se hizo internacionalmente conocida viajando culturalmente a través de las grandes capitales mundiales donde nacían las nuevas tendencias. Nueva York, Los Angeles, Londres, Paris y años después Madrid y Barcelona, y transformó la manera de vestir de la mayoría de los jóvenes de los años 80 y 90s. Probablemente sin Stussy la cultura urbana no hubiera avanzado tal y como la conoces hoy día, y todavía hoy, Stussy puede seguir considerándose como la marca más genuina y auténtica de la historia del streetwear.

Stussy ha significado muchas cosas diferentes para muchas personas diferentes a lo largo de su vida de tres décadas y media, con el único hilo común de que siempre, todas ellas, se han sentido únicas e independientes.
El Streetwear nació en California!

El Hip Hop y Stussy eran signos de identidad de los 80s

MARAVILLOSOS AÑOS 80S
Años ochenta, pijama, vaso de leche con Cola-Cao y una revista o una pequeña televisión en color junto a la cama. Preparados para disfrutar con las fotos y con los partidos de la NBA y de la Liga.

Estábamos a punto de flipar con nuevos colores, nuevos materiales y nuevos modelos de zapatillas de baloncesto que pasarían a convertirse en legendarios y en referentes para usuarios y diseñadores todavía hoy 40 años después. Clásicos como las Converse Weapon, las Cons, las New Balance de James Worthy (con los colores de los Lakers), las Puma Sky, las adidas Conductor, las Forum, las Nike Dunk, las Air Force 1….

Las New Balance 790 de James Worthy que más costaba encontrar eran las de la N en color blanco, como las de la foto, que están en Lila-Amarillo.

LAS PONY SPUDD WEBB Y EL SLAM DUNK
Comenzaba la batalla por la amortiguación y las nuevas tecnologías. Aparecerían las Air Pressure, las Air Flight, las Command Force, las Reebok Pump. Y un año después de las Air Jordan, la noche del 8 febrero de 1986 (el mismo año que aparecieron en el mercado la mayoría de las zapas que os he mencionado) aparecieron unas zapatillas Pony de perfil bajo con los mismos colores que habían lucido las primeras Air de Jordan, que se harían famosas a los pies de Spudd Webb, el jugador de los Atlanta Hawks que con tan sólo 1,68 centímetros, barrió del concurso de mates a Dominique Wilkins, el que en la temporada anterior había conseguido superar a Michael Jordan.

Spudd Webb ganó el Slam Dunk con 4 mates asombrosos que hicieron levantar de la silla asombrados a todos los competidores.

El primero de espaldas a canasta, colgándose del aro tras haberse hecho un auto pase al aire, el segundo de frente a canasta, saltando prácticamente desde la linea de tiros libres y machacando con una sola mano, el tercero encogiéndose y rematando al llegar al aro y el cuarto dando un giro de 360 grados en el aire para rematar espectacularmente y levantar de la silla a todos los asistentes, consiguiendo 50 puntos, la máxima puntuación y dejando atónito al mismísimo Michael Jordan. Las Pony City Wings de Anthony Jerome «Spudd» Webb consiguieron cautivar a la multitud y entrar en el Hall of Fame de las zapatillas de baloncesto para siempre.

PONY City Wings Spudd Webb en versión HIGH

MAGNUM
En 1980 la serie Magnum llegaba a nuestras pantallas, una serie estadounidense donde Tom Selleck interpretaba el papel protagonista de Thomas Sullivan Magnum, un investigador privado que vivía en Hawái, alojado en la casa de invitados de la mansión del célebre y multimillonario escritor Robin Masters!

‘Magnum’ se rodó en Hawaii y nos presentó la imagen más atractiva de las islas del archipiélago del Pacífico. Las Playas de palmeras idílicas, y los edificios y resorts de ensueño eran telón de fondo de las aventuras del bon vivant de Magnum, que ataviado con sus camisas floreadas, sus bermudas y su gorra de beisbol y a lomos de su Ferrari 308 GTS descapotable nos dejaba pegados al sofá durante los 45 minutos que duraba cada episodio.

Magnum junto a su Ferrari 308 GTS

CONVERSE
En el 81 Converse seguía promocionando sus All Star con anuncios dirigidos a la gente joven en la televisión norteamericana. Las Al Star y las Pro Leather seguían siendo los pesos pesados de Converse a inicios de los 80s.

Las Converse Pro leather, lanzadas originalmente al mercado en el 76, habían sido catapultadas a la fama a través de la estrella de la NBA Julius Irving. Eran unas de las primeras zapatillas producidas con una suela que no era vulcanizada. Sus suelas eran más ligeras y tenían más grip que muchas de sus rivales, y tras sus primeras versiones comenzaron a confeccionarse con cuero recubierto de Uretano para otorgarles más resistencia a las rozaduras.

Se llegaron a producir en blanco con el logotipo de la estrella en color neutro y con un conjunto de rotuladores que permitían a los propietarios customizar las zapatillas con los colores de su equipo. Tal vez esta fuera la primera vez que una marca de zapatillas le ofrecía a los consumidores la posibilidad de personalizar las zapatillas.

Los materiales y el diseño de la zapa fueron evolucionando sin cambiar a penas su diseño original, pero a lo largo del tiempo fue variando el alcolchado de la zona del collarín, en algunas versiones conservando un grosor uniforme en toda la zapa y en otras con el collarín más alcolchado que el resto de la zapatilla.

Converse Pro Leather OG
Converse Pro Leather 2019, con el collarín más alcolchado.

TODOS LOS JUGADORES DE LA NBA LLEVABAN CONVERSE
Julius Erving, el por aquel entonces rookie Magic Johnson, que llevó a los LA Lakers a ganar un título y que acabó ganando el MVP… y Larry Bird, el rookie mejor pagado de la historia de la NBA llevaban Converse Pro Leather, incluso Michael Jordan llevaba Converse en su primera etapa como jugador en North Carolina.
Pero la marca, que iba a ser la patrocinadora de los JJOO de Los Angeles en 1984 necesitaba renovar su catálogo de viejas glorias y lanzó las Converse Star Tech!!!

CONVERSE STAR TECH
La nueva tecnología de las Converse StarTech estaba diseñada biomecánicamente para satisfacer las necesidades de los jugadores profesionales más exigentes de la NBA. Siguiendo las indicaciones de Julius Erwing Converse creó unas zapatillas que sobresalían por una tecnología (o estructura) denominada uni-saddle que ofrecía un gran soporte en los movimientos laterales, para proteger los tobillos de torceduras, y contaba una plantilla amortiguadora capaz de absorber los impactos de alta intensidad, tras saltar a canasta o recuperar un rebote.

Era una zapatilla diseñada por y para los mejores jugadores de baloncesto del mundo, y estaban apadrinadas por el Dr J, Magic Johnson y Larry Bird, las estrellas de la NBA calzaban Converse 

Larry Bird, Magic Johnson y Julius Erwing con las nuevas Converse Star Tech.

NIKE AIR FORCE 1
Pero Nike no iba a quedarse mirando todo aquel espectáculo aplaudiendo las maravillas de su por aquel entonces gran competidora. La número uno del baloncesto de los inicios de los 80s no era ni muchísimo menos Nike, lo era Converse.

Y Nike lanzó las Air Force 1. Las zapatillas de baloncesto que Nike decidió bautizar con el nombre del avión oficial del presidente de los EEUU, fueron diseñadas por Bruce Kilgore y estuvieron inicialmente tan sólo disponibles en blanco. 

Nike presentó las Air Force en 1982 a los pies de algunos jugadores de la NBA, pero no salieron a la venta hasta un año después, cuando los aficionados al baloncesto y a las zapatillas estaban esperado el comienzo de la nueva temporada. Las Air Force 1 llamaron muchísimo la atención. Era unas zapas con una imagen contundente, con un diseño inspirado en las botas de alta montaña, robustas y con unas suelas más gruesas de lo habitual.

Nike AirForce One 1982 OG

La intención inicial de Nike no era mantener a las AF1 como un estandarte de la marca porque querían centrarse en desarrollar y promocionar zapatillas de baloncesto que incorporaran nuevas tecnologías, pero el modelo no fue retirado de los catálogos de la marca gracias, en parte, a una iniciativa que llevaron a cabo varios establecimientos de zapatillas de Baltimore que vieron como sus consumidores estaban enamorados de las AF1, pero como ya tenían las blancas decidieron proponerle a Nike producir una extensa colección de AF1 en distintos colores, y lanzar una por mes. Y de repente Baltimore se convirtió en el destino de sneaker lovers en busca de las AF1 en color. Tras algunas temporadas y tras llegar esta tendencia a Nueva York Nike decidió dejar descansar las AF1 y retirarlas durante algún tiempo del mercado.

Los traficantes y los estafadores las habían convertido en signo de un estatus de vida y verlas junto a tipos con coches ostentosos y joyas de oro de grandes dimensiones eran sinónimo de alguien que escogía un estilo de vida que no encajaba con las aspiraciones de una marca deportiva, pero el movimiento urbano y los malotes habían conseguido generar aun más fanatismo en torno a las AF1.

Las AF1 a penas tuvieron publicidad, eran unas zapatillas que no estaban en los catálogos oficiales de Nike pero seguían vendiendose muy bien entre los negros, tal y como explica Complex en un artículo dedicado a estas zapatillas.

Las nuevas zapatillas Air Force trascendieron de la manera más auténtica posible, seduciendo primero oficialmente a los aficionados al baloncesto, y después naturalmente a través de la cultura urbana, gracias al interés de los vendedores de las tiendas que estaban en contacto con los consumidores. Sin campañas de marketing ni estudios de mercado de por medio.

Las Air Force 1 se han vendido en versión alta, en versión baja, completamente blancas, de colores o blancas con la suela en color. Las Air Force 1 Low blancas son unas de las zapatillas más vendidas de todos los tiempos. Hace más de una década, el analista especializado en marcas deportivas Matt Powell explicaba en el New York Times que Nike habían vendido 12 millones de pares de AF1 tan sólo en el 2005. Y os voy a poner un ejemplo del número de pares que eso significa para que os hagáis una idea: Madrid y Barcelona tienen aproximadamente 12 millones de habitantes, de modo que ahora imagina que sales a la calle y ves que cada una de las personas que viven en Barcelona y Madrid llevan unas Air Force Low de color blanco. Heavy, ¿verdad? La gente y las estrellas de la NBA calzaban Converse hasta que llegó Nike.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *