Un podcast sobre los orígenes de las zapatillas de running, basket y skate.

La vanguardia del running vintage

En los años setenta aparecieron las revolucionarias Air Cushion de Karhu, las Onitsuka del victorioso atleta olímpico Lasse Viren, las Brooks Vilanova, las NB 320, las Etonic Eaton y las adidas TRX. Todas ellas reconocidas como la vanguardia del running vintage de los 70s.

LA HISTORIA DE EL CORTE INGLÉS
La pequeña sastrería de El Corte Inglés fundada en 1890 y comprada en 1935 por Ramón Areces Rodríguez ya ha comenzado a abrir tiendas en Barcelona, Bilbao y Sevilla.

En la calle Preciados de Madrid, un español que regresó de Cuba en 1934 también abrió una galerías comerciales que se llamaban Galerías Preciados, aunque en Barcelona se conocieron como Jorba Preciados, al adquirir el local de la la antigua Casa Jorba.

Y justamente el mismo año, en el 34, dos empresarios suizos de origen judío habían abierto la primera cadena de grandes almacenes en España: “la sociedad Española de precios únicos”, más conocida como SEPU!

España era un país de grandes almacenes situados en las principales avenidas de las grandes ciudades. Se vendían trajes, vestidos y los primeros electrodomésticos. Pero eran pequeños lujos que no toda la sociedad podía permitirse habitualmente.

La ropa y el calzado todavía era un producto que se utilizaba para un uso determinado y la moda era algo que veían nuestras madres en las fotos de las revistas de las peluquerías.

Estamos en 1975 y mientras que en España se suceden las aperturas de nuevos grandes almacenes de El Corte Inglés, Galerías Preciados, el Sepu y el Simago…

LOS INICIOS DE ZARA
Un joven emprendedor de 39 años abre las puertas de su tienda y taller de confección especializada en batas baratas. Él y su mujer han comenzado su negocio cosiendo y vendiendo batas de Boatiné cosidas a mano…

ADIDAS ADQUIRIÓ LE COQ SPORTIF
Buenos días amigas y amigos, un día más, una jornada más, aquí estamos, preparados para contaros las noticias más relevantes del mundo del deporte. Y hoy comenzamos con una exclusiva recibida por Fax hace a penas unas horas de nuestro corresponsal en Berlín, Rudolf Bamben!.

Adidas ha comunicado hoy que tras su malograda alianza con Le Coq Sportif, y tras perder la posterior batalla legal por conseguir los derechos de las tres bandas en Francia, la multinacional alemana ha conseguido convertirse en la propietaria de la marca del Gallo.

Le Coq Sportif, la  marca que inventó en los 1939 los chándals de deporte para los domingos, la marca número uno en el mundo del ciclismo, la que ha vestido a la selección de futbol de su país y rival indiscutible de adidas en Francia, ha sido ahora engullida por los alemanes.

Esta ha sido una de las mayores jugadas financieras de la historia de las marcas deportivas. Adidas, que buscaba desde hace años dominar el mercado francés, ha conseguido comprar el 49% de las acciones de Le Coq, y un 2% adicional al empresario André Guelfi, convirtiéndose en la accionista mayoritaria de la marca de deporte francesa.

adidas ha pasado ahora a controlar Le Coq Sportif y anuncia una nueva estrategia para relanzar la marca, que actualmente está pasando uno de sus peores momentos.

LAS FAST BREAK DE ONITSUKA TIGER
Por el contrario que Le Coq, la japonesa Onitsuka Tiger (Asics) ha ganado visibilidad aumentando el patrocinio de atletas de élite. Su presencia en el mundo del deporte es notable y sigue innovando aportando nuevas mejoras tecnológicas a las zapatillas y sus diseños marcan tendencia.

Aunque su presencia en nuestro país no es notoria, a nivel internacional están lanzando al mercado botas de fútbol y ​​zapatillas de atletismo para profesionales desarrolladas por sus diseñadores en Kobe, que están cosechando grandes éxitos.

Estamos en 1973 y Japón, conmocionada por la crisis del petróleo, ha recurrido al desarrollo de la alta tecnología para progresar como país y aquí, justamente en este momento, Onitsuka Tiger lanzó al mercado las Fast Break,  las FABRE!.

Unas zapatillas de baloncesto High Tech que tomaron su nombre del movimiento y salto rápido de un jugador hacia canasta. Las Fabre representaban una nueva generación de zapatillas para Onitsuka, que se hizo famosa en el mundo al lanzar en sus primeros años de vida, tras la guerra mundial.

Las OK Basketball, unas zapatillas que como os expliqué en el programa OK me gusta el basket tenían un grip excelente gracias a sus suelas con ventosas inspiradas en los tentáculos de los pulpos, y que tomaban su nombre de las iniciales del fundador de la compañía Onitsuka Kihachiro.

Las FAST BREAK, las FABRE, pasaron a convertirse en la mejor colección de zapatillas de baloncesto de Onitsuka hasta aquel momento. En 1976, se introdujeron las Fabre BL, el modelo estrella de la colección que consiguió labrarse una buena reputación desde el primer instante gracias a su sujeción, como no, su grip, su estabilidad.

Las Fabre BL estaban disponibles en bota o en perfil bajo y además de su original color blanco con logo azul se editaron en todos los colores de los equipos de la NBA. 

Pero mis favoritas son las Fabre Lay Up 72, las botas que Onitsuka preparó para el equipo de baloncesto japonés que disputaría las Olimpiadas de Munich de 1972. Unas zapatillas de canvas alcolchado de color naranja, con la puntera y las suelas en blanco y el nombre de Tiger impreso en vertical en el lateral de la zapatilla. Una auténtica maravilla.

Aunque el equipo de baloncesto tan sólo consiguió terminar la competición en catorceavo lugar Japón obtuvo muy buenos éxitos en los malogrados juegos de Munich del 72 consiguiendo ser quinto, con 13 medallas de oro.

ÉL EXITO DE ONITSUKA Y LASSE VIREN EN LOS JJOO
Pero el mayor éxito que obtuvo Onitsuka Tiger en los juegos olímpicos de Munich de 1972 llegó cuando miles de millones de telespectadores de todo el mundo vieron a ganar al atleta finlandés Lasse Viren los 5 y 10.000 metros, y especialmente en la prueba de 10.000.

Una prueba que tanto Lasse como los desarrolladores de producto de Onitsuka habían preparado concienzudamente hasta el punto que justo la noche anterior a la prueba, teniendo en cuenta el peso y la forma en la que los pies del atleta estaban tocando el suelo, los artesanos decidieron afinar las suelas afeitándoles hasta 2mm que ayudarían que al día siguiente Lasse Viren lograra una hazaña épica. Aquella iba a ser una prueba de 10.000 histórica, con el potente belga Emil Piutmans, el indestructible etíope Mirus Yifter, con David Bedfo y con el estratosférico estadounidense Frank Shorter, medalla de oro de la Marathon de aquellos juegos. 

LA VICTORIA
La prueba comenzó a un ritmo endiablado y se vislumbraba que tal vez pudiera caer el record del mundo, que ya duraba 7 años. La carrera estaba muy emocionante y en la vuelta número 12 el grupo de atletas desaceleró el ritmo provocando que el tunecino Gammoudi y nuestro protagonista Lasse Viren tropezaran y cayeran al suelo. Gammoudi no pudo levantarse, dolorido por la caída y Lasse quedó último a 200 metros de distancia del grupo, que se alejaba corriendo a gran velocidad…. 

Lasse reaccionó rápido y se levantó ágilmente para poder volver a situarse en carrera y alcanzarles. Estaba siendo una carrera en la que el líder iba rotando hasta que, a falta de una vuelta y media, Lasse realizó un cambio de ritmo definitivo y fue dejando atrás uno por uno a todos sus rivales. El tramo final fue muy duro, el duelo con el belga Emiel Puttemans hizo que Lasse Viren tuviera que sacar lo mejor de sí mismo, y exigirle el máximo a su físico y a sus zapatillas Onitsuka.

El último kilómetro lo corrió a 2 minutos y 29 segundos, consiguiendo dejar a su perseguidor a seis metros y cruzando la meta como ganador batiendo el récord mundial de la prueba! Millones de televidentes vieron a Viren subir al podio y levantar victorioso sus zapatillas Onitsuka al cielo.

Las suelas de las Onitsuka ganadoras de los 10.000 metros causaron controversia, y hubo quienes acusaron a Lasse y a Onitsuka de utilizar suelas no reglamentarias. Un tema tan recurrente que sigue sucediendo hoy día cuando atletas como Eliut Kipchoge consiguen bajar de 2 horas la Maraton.

LAS CÁMARAS DE AIRE KARHU
Pero nosotros seguimos en los 70.
KARHU, la marca deportiva Finlandesa, acaba de introducir nuevos materiales sintéticos y tecnologías innovadoras en sus zapatillas que incluían, dos años antes que Nike lanzara el Air, amortiguaciones neumáticas.

Durante las década de los 60 y 70s, Karhu desarrolló ideas y materiales que le posicionaron en el sector del calzado deportivo como una de las mejores marcas del mercado.

Fueron de los primeros en producir zapatillas ligeras y transpirables confeccionadas con Nylon, material que estaba revolucionando el mundo del deporte, y fueron los primeros en experimentar con la amortiguación neumática, una posibilidad técnica totalmente nuevo desconocida hasta aquel entonces en la historia del calzado.

En 1970, Karhu, fiel a su espíritu innovador, había desarrollado su primera cámara de aire y presentó la primera patente de suelas Air Cushion para calzado de running. Karhu podía presumir de por vida de ser el pionero en los sistemas de amortiguación con aire.

En 1976 Karhu lanzó sus primeras zapatillas de running con el revolucionario sistema de amortiguación, las Karhu Champion. Las primeras Air de Karhu con unas suelas denominadas Air Cushion, que respondían a la presión del talón contra el suelo evitando que los dedos se deslizaran hacia adelante, y devolviendo el impacto mediante un impulso que aumentaba la potencia durante la zancada.

El revolucionario invento de Karhu era un espacio vacío en forma de cono que había en el interior de la suelas, a la altura del talón. Un espacio que absorbía nuestro peso y que ofrecía un pequeño pero por aquel entonces revolucionario retorno de energía. Unas zapatillas que tal y como ellos decían: nunca te arrepentirás de haberlas comprado.

LOS ARCADES
Las suelas Air Cushion de Karhu situaban a la marca finlandesa como la marca de calzado deportivo especializado en running más técnica y avanzada tecnológicamente del mundo.

Las Karhu Champion con suelas de aire eran equiparables al televisor en color, a los Ferrari de Pinifarina, a los aviones Concorde, a la calculadora electrónica, al ordenador Apple II y a la consola Atari 2600 que acababa de salir al mercado, la primera consola que le permitiría a los niños jugar al Pong o a los Pac-Man, sin tener que ir a las salas de recreativos con un bolsillo lleno de monedas de 25 pesetas!

El éxito de las Karhu Champion fue indudable, logrando vender un millón de pares el primer año. Fue la predecesora de una de las zapatillas que marcaría un antes y un después en la historia de Karhu en 1982 cuando lanzaron las Albatros, unas zapatillas que nacieron para posicionarse como unas de las mejores zapatillas de running de su época.

Las Champion llegaban en un momento en el que comenzaba a gestarse el boom del running de los 80s. Salir a correr había sido cosa de frikis, pero ahora salir a hacer footing o jogging comenzaba a ser cool, comenzaba a ser algo que ya no estaba visto como algo que hacer para estar sano si no también como una manera de disfrutar haciendo deporte al aire libre e incluso de socializar. Era momento de que aparecieran en escena las 5 magníficas. 

LAS 5 MAGNÍFICAS
Las 5 magníficas, las que fueron reconocidas como la vanguardia del running vintage de los 70s. Las Brooks Vilanova, las NB 320, las Etonic Eaton, junto a las Karhu Champion y con las mismas ganas de comerse el mundo (y todos los kilómetros de asfalto y tierra posibles) que tenía Nike, estaban esperándonos en las estanterías de las mejores zapaterías y secciones de deporte de la época. Tan sólo había que buscarlas y rascarse el bolsillo. Todas ellas azules, todas ellas de Nylon.

BROOKS VILANOVA
Estaban las Brooks Vilanova, reconocidas como las número uno en calzado de entrenamiento de larga distancia, a un precio diez dólares inferior al de su competencia. Con talones anchos reforzados que ofrecían una estabilidad extraordinaria y una excelente amortiguación con soportes para el arco y el tobillo y con unas plantillas de espuma que las convertían en unas de las zapatillas preferidas para los croos sountry. Se las conocía como las Super Vilanova de Brooks.

NB 320
New Balance también tenía unas super zapatillas en su colección a finales de los 70.
Las New Balance 320, las míticas New Balance 320, también ofrecían una muy buena estabilidad gracias a su amplio talón, presumían de proteger el tendón de aquiles y tenían una amortiguación magnífica. Una gran diferencia respecto a sus rivales era la zona de lazada, que fue reducida a la mínima expresión aplicando tan sólo 4 puntos de lazada, dejando así toda la superficie de la puntera despejada para ofrecer más ligereza, flexibilidad y transpirabilidad.

New Balance 320 1982

ETONIC EATON
Por su parte Etonic, una de aquellas marcas que ahora suena muy de vez en cuando pero que cuando lo hace siempre es para darnos alguna alegría, tenía en el mercado las Las Etonic Eaton.

Unas zapatillas que habían sido diseñadas por el Doctor Roy Mc Gregor un corredor profesional experto en podología que trabajó en el diseño de una zapatilla que se adaptara como un guante a los pies y que eliminara movimientos que pudieran producir rozaduras y lesiones, dándole mucha importancia al arco del pie, al apoyo del talón y también a la puntera. Buscando un equilibrio entre máxima confortabilidad y eficiencia.

ADIDAS TRX
Y como no las adidas TRX, unas zapatillas de nylon azul marino, con tres bandas y unas suelas amarillas fluorescentes que parecían tener el poder de iluminar las oscuras calles de los barrios , digámoslo así, más alejados del centro comercial de Nueva York. Unas zapatillas que pasaron al Hall of Fame de adidas por haber sido las que utilizó inicialmente , en 1978, la estrella de maratón Grete Waitz, ganadora en 9 ocasiones de la prueba femenina de la Maraton de Nueva York.

Eran las 5 magníficas. Zapatillas todas ellas confeccionadas con Nylon, combinando EVA, PVC, piel….

Momentos en los que el calzado deportivo luchaba por mantener su liderazgo trabajando con los mismos materiales, con diseños muy similares y con mejoras que pasaban por aumentar más o menos la altura de las suelas o por intentar aligerarlas.

Sin duda la gran innovación había llegado por parte de Karhu, la primera marca que patentó y lanzó al mercado las primeras cámaras de aire, sin saber todavía que Nike estaba preparando algo muy grande en el edificio 108 de Maine, el edificio de diseño y desarrollo secreto de Nike.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *