Un podcast sobre los orígenes de las zapatillas de running, basket y skate.

adidas contraataca

Schhht, calla, calla… que ya comienza la peli!…

ROCKY
25 de noviembre de 1975. Rocky disputa un combate de poca monta en un pequeño gimnasio de la ciudad. Le pagan menos de cinco dólares por velada y para ganarse la vida, ya que no consigue hacerlo dedicándose al boxeo, se dedica a cobrar los créditos impagados de un prestamista de Filadelfia.

Rocky, escrita y protagonizada en el 76 por Sylvester Stallone y dirigida por John Avildsen es la historia de Rocky Balboa, un boxeador Italo estadounidense, de clase baja, en búsqueda del sueño americano al que le surge la oportunidad de su vida cuando le proponen combatir por el título de los pesos pesados.

Rocky recaudó más de $117 millones de dólares solo en Estados Unidos, ganó tres premios Óscar (incluyendo el de mejor película) y convirtió a Sylvester Stallone en un icono mundial.

Pero unas zapatillas que adidas lanzaba, poco después de que Sylvester Stallone estrenara Rocky, no se harían mundialmente famosas hasta ocho años después.

DETECTIVE EN HOLLYWOOD
Axel Foley, el indisciplinado y cachondo detective en Hollywood, viajaba desde Detroit hasta los barrios más lujosos de Los Ángeles para detener a los criminales de guante blanco que habían asesinado a su compañero de unidad durante una investigación criminal.
“Detective en Hollywood”, Beverly Hills Cop en la versión original, lanzó al estrellato internacional a Eddie Murphy. 

Tras “Los Cazafantasmas”, “Detective en Hollywood” fue la segunda película más taquillera del año y mostró a millones de espectadores las adidas Country, las zapatillas que adidas había creado en 1978 y que se dieron a conocer con una campaña publicitaria con un largo pero enérgico slogan que decía:
«Run Longer. Run Faster. Run Smarter.”
Corre durante más tiempo. Corre más rápido. Corre más inteligentemente.

ADIDAS COUNTRY
Las Country tenían y siguen conservando un aspecto espigado que transmite velocidad, confeccionadas para uso deportivo en nylon con tan sólo un pequeño refuerzo de piel en la puntera y en el talón o enteramente producidas en piel para el invierno.

Eran y siguen siendo unas zapatillas de carácter rebelde pero con un aspecto sport elegante, tan adecuadas para correr cortas distancias como para vestir casual. Y eso probablemente es lo que le gustó a Axel Foley cuando las vio en un escaparate de Detroit. Ésas serían las zapatillas que le servirían para entrar en una galería de arte de lujo, para saltar muros o para correr entre coches, ¡persiguiendo a unos traficantes de armas!.

ATARI
Y tal vez ni un policía como Axel Foley ni un aficionado al running fueran personas a las que le gustara invertir su tiempo jugando a los videojuegos, pero en 1977 nacía una de las cónsolas más icónicas de la historia, la consola Atari VCS, la Video Computer System.

La primera video consola con cartuchos intercambiables de Atari, con juegos tan míticos como el Adventure, el Pitfall o la adaptación del Space Invaders. Fue la primera consola de éxito Global con ventas superiores a los 30 millones de unidades pero pasó a la historia siendo recordada también por haberse extinguido en gran parte debido al video juego de la película ET, el extraterrestre.

Todo comenzó hace 35 años, cuando Atari lanzó al mercado el juego basado en la película E.T. 
La compañía pagó 20 millones de dólares por los derechos de la película de Steven Spielberg y le dio al diseñador tan sólo 5 semanas de tiempo para crear el videojuego, mientras que el plazo normal para la producción de un juego de estas características eran como mínimo 5 o seis meses!

El juego levantó enormes expectativas pero resultó ser tan malo que las críticas comenzaron a considerarlo como un de los peores juegos de la historia y las devoluciones se contaban por miles. Hasta tal punto que Atari se encontró con 5 millones de copias de E.T. de vuelta, y se vio obligada atomar una decisión drástica.

Ante la necesidad de espacio para el almacenaje de tantas copias sin salida ante y la imposibilidad de regalarlas, Atari decidió enterrar 5 millones de juegos de E.T. en el desierto de AlamoGordo, en Nuevo México.

Y allí estuvieron hasta que en el 2014 un Documental los desenterró todos y explicó cómo Atari acabó muriendo de, digamos éxito.

ADIDAS MARATHON 78
Y justo un año después de que Atari lanzara su video consola VCS, en el 78, 
adidas desarrollaba por primera vez una nueva línea de ropa de moda inspirada en el tenis pensada pensada para jugar y también para vestir casual, con diseños y colores pasteles suaves con contrastes llamativos, con su impecable trébol bordado y sus famosas 3 rayas. Una colección que nacía respaldada en exclusiva por la Asociación de Profesionales del Tenis, con grandes figuras del tenis internacional como caras visibles de la colección.

ADIDAS CONTRAATACA
Era un momento en el que adidas lanzaba también las adidas Marathon 80. adidas contraataca a su competencia made in USA con las zapatillas de running más ligeras nunca antes producidas por la marca alemana.

Las Marathon 80 eran capaces de amortiguar enormemente el impacto de nuestro peso, con una suela de 72 tacos en forma de trébol que le aportaban una tracción segura sobre asfalto, cemento o sobre pistas de tierra.

Y una historia muy chula sobre las adidas Maraton nos sitúa en la Maratón de Nueva York de 1978, cuando la atleta Noruega Grete Waitz, ganó la que sería la primera de sus nueve victorias consecutivas de la Maraton de Nueva York con las Adidas Marathon. Estableciendo un nuevo récord mundial que conseguiría que aquellas fueran consideradas como unas de las mejores zapatillas para corredores profesionales y populares de los primeros años 80.

ADIDAS LDR – LONG DISTANCE RUNNER. 1979
A puertas de los años 80 ya eran muchos los corredores populares los que disfrutaban de su tiempo libre practicando el jogging y ya era sabido por todos (o casi todos), que el cuerpo de un runner recibiría muchas palizas a lo largo del tiempo.

De modo que aunque adidas seguía teniendo principalmente en consideración a los deportistas europeos que solían correr sobre pistas de tierra, y no sobre asfalto o cemento, y aunque inicialmente su objetivo no era crear zapatillas con mucha amortiguación, en el 79 lanzaron al mercado las Long Distance Runner. Las LDR. Unas zapatillas con una suelas de doble densidad que combinaban EVA  y poliuretano.

Estaban pensadas para corredores que querían correr largas distancias y que necesitarían unas zapatillas que amortiguasen su peso adecuadamente para conseguir llegar a meta con las rodillas lo menos doloridas posibles. 

Para conseguirlo adidas insertó, entre dos planchas de EVA, una cuña de goma muy similar a la de las suelas de las SL 72 y SL 76 que se encargaba de amortiguar el peso, mientras que las blanditas capas de EVA superior e inferior aportaban confort.

Estaban confeccionadas en mesh, tenían reforzadas en piel el talón y la zona de lazada y una puntera en forma de T que estaba doblemente reforzada con una puntera de goma que subía desde la suela hacia arriba para proteger la puntera de los dedos.

Eran unas zapatillas ventiladas, con una amortiguación poderosa y unas suelas con un excelente grip sobre terrenos mixtos. Las adidas LDR, las Long Distance Runner, eran las estrellas de la larga distancia de adidas, y llegaban para combatir frente a frente con las Long Distance Vector de Nike!

EL BOOM!
El 78 parecía ser el año en el que las zapatillas de running habían conseguido llegar a un punto de innovación que sería difícilmente superable. Nike estaba a punto de dar a conocer sus suelas AIR y la marca Pony anunciaba que acababa de lanzar las Pony Express VSD, las zapatillas de running más técnicamente avanzadas deL 79.
Así se presentaba la segunda generación de zapatillas para correr PONY!

PONY EXPRESS VSD RUNNING SHOES
Las VSD estuvieron listas para salir a la venta a principios de 1979 y Pony insistía en que eran técnicamente mucho más avanzadas que cualquiera de las zapatillas de running, de cualquier marca, de 1978, y que por ese motivo: se las quitarían de las manos…

Como estrategia de ventas Pony inundó los medios especializados con anuncios a color donde además de anunciar las nuevas Pony Express VSD incluía un cupón que tenías que rellenar y enviar a las oficinas de Pony para asegurarte la reserva de tu par de zapatillas VSD y esperar a que tras el lanzamiento te las enviaran a tu domicilio. No tenías las obligación de comprarlas, pero al enviar aquel cupón te asegurabas de que Pony produciría tu par y que por tanto no te quedarías con los dientes largos cuando salieran a la venta.

Las VSD de Pony eran ligeras. Estaban confeccionadas con Nylon alcolchado, y tenían reforzadas, como sus competidoras, la puntera, el talón y la zona de lazada con piel de gran calidad. Algo que las distinguía era que tenían un amplio panel de mesh en la parte interna de las zapatillas que ayudaba a que el pie pudiera disfrutar de una muy buena transpiración lateral, evitando la acumulación del calor.

Las suelas de doble densidad de EVA eran muy anchas y lo eran más todavía en la zona del talón, pensando muy acertadamente también en los corredores populares que necesitaban tener una amplia zona de apoyo para el aterrizaje de su zancada contra el suelo para evitar torceduras. Y además de ser estables tenían un nivel de tracción muy potente, muy agresivo debido a una zona dentada en la parte interior de las suelas interiores de la pisada, la que estaría justo debajo de la zona interna del pie.

Una verdadera maravilla estética, simples, muy minimalistas… con un original diseño para el corte de la puntera de piel que reforzaba la puntera y un talón exquisito. Tal vez no fueran tecnológicamente tan avanzadas como lograrían serlo las de su competencia, pero eran maravillosas…

NEW BALANCE 355 – 1979
Y en el 79 llegaban aparecían también las NB 355, las New Balance Trail 355, muy similares a las 320 pero con la diferencia de que contaban con suelas de caucho de carbono de alta calidad Nora-Tuff, diseñadas para entrenamientos en carreteras, pistas o campo a través, con una durabilidad extraordinaria. La Runner’s World la había clasificado como una número uno en amortiguación y piropeaba su capacidad de tracción sobre todo tipo de superficies.

Hasta entonces lo normal, lo acostumbrado, había sido salir a correr con amigos e intentar charlar mientras se corría, o salir a correr sólo y aprovechar para pensar y ser creativo, pero el 1 de julio de 1979 todo aquello cambió. Sony hizo que la historia del runner y la de todo aquel al que le apeteciera disfrutar de buena música mientras se practicaba deporte fuera posible. Sony presentaba el Walkman

WALKMAN SONY
El Walkman fue el primer aparato portátil que nos permitía escuchar cintas de cassette y más tarde también la radio. Se vendieron 30.000 unidades en tres meses (todo un éxito en aquel momento) y consiguieron que ya para el resto de su vida, mucha gente no quisiera salir a correr sin su aparato reproductor de música. El walkman a finales de los 70 y el apple watch en el siglo 21.

Los aficionados al running y a la tecnología estaban extasiados y no podía ser menos cuando en menos de 12 meses sus marcas de zapatillas favoritas no paraban de anunciar y lanzar al mercado más y más novedades que pretendían ayudarnos a practicar deporte con más y mejores prestaciones.

ADIDAS KEGLER SUPER
Aquel fue el año en que también adidas sacaba las Kegler Super, unas zapas de running que adidas diseñó para que el corredor pudiera customizar la dureza de la amortiguación a su gusto. De nuevo adidas contraataca con las Kegler, que se entregaban en una caja que contenía una bolsita con varios tubos alargados de goma de colores, los elastómeros!.

Eran de tres colores y cada color tenía una dureza (o amortiguación) distinta…más blandos o más duros según el color. El invento consistía en que tú, con la ayuda de una llave que también incluía adidas en el pack, insertaras en la suela los tubos amortiguadores que consideraras más apropiados para tu carrera y los intercambiaras siempre que quisieras.

Aquellos tubos iban insertados en una suela de goma de modo que aunque algo harían la amortiguación no variaba enormemente, pero fue una idea que llamó mucho la atención a los corredores y que aun hoy día sigue vigente en las colecciones de adidas, aunque no ya como zapatilla tecnológicamente avanzada si no como un detalle decorativo retro geek muy cool.

Y es que las Kegler tienen una silueta fantástica. Os hablé de ellas en el programa “Aquellas zapas y sus locos cacharros”, ¿os acordáis?, junto con las Micropacer, las Reebok Pump, las Nike Air Command Force, las Pressure, las Puma Disc…. 

Ahora bien de las que no os hablé fueron de las Nite Jogger las zapatillas que adidas lanzó también (y llevamos ya unas cuantas ) en el 79.

ADIDAS NITE JOGGER – 1979
Las primeras zapatillas para correr de noche, con materiales florescentes en el empeine, y las tres bandas y reflectantes en los talones. Las primeras zapatillas de running que brillarian en la oscuridad, perfectas para ser visibles diseñadas especialmente para correr atravesando la jungla de la ciudad hasta llegar a las carreteras, con gruesas entresuelas para amortiguar la zancada sobre asfalto y confeccionadas en piel de gran calidad para ser capaces de transpirar (en la medida de lo posible) pero sobre todo para mantenernos a salvo de las inclemencias y del frío nocturno. Y con un puntera y un talón protegidos por la goma de las suelas dentadas que nos permitiría apoyar el pie sin miedo a impactar o rozar contra la abrasión del asfalto.

Los corredores de finales de los 70s tenían nuevas tecnologías en sus pies, nuevos materiales, nuevos colores, las cámaras de aire de Nike, las innovaciones de adidas, New Balance y Pony, los walkman y estaban a punto de descubrir cual era el lado oscuro de la fuerza. Se estrenaba Star Wars!

La película de George Lucas, se estrenó el 25 de mayo en EE UU y llegó a las pantallas de nuestro país, casi medio año después, el 7 de noviembre, un frío lunes de esos de 1977 en los que los cines hacían tres pases de sesión numerada. Las colas eran eternas y mucha gente se quedaba sin entrada y tenía que volver otro día.

Aquella sería la película que marcaría de por vida a millones de personas, aquella sería la primera vez que veríamos al Halcón Milenario en una pantalla gigante! Aquellos maravillosos años 80, y algunas de las mejores zapatillas de la historia, estaban a punto de nacer bajo las estrellas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *